La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

Atropellamiento Emocional

De tantos títulos en mi cabeza, decidí usar “Atropellamiento Emocional” en parte por las vivencias de este día, y por otra parte por la sensación de inestabilidad total pero confortablemente llamada: “Así soy yo y qué !” No sé si se espera algo más de mí, o algo menos quizás, estoy en tremenda guerra contra mi antiguo yo, que no puedo ni verme en un espejo, esa reprimida que se asoma por ahí no me luce, me resta glamour, aquel que adorna mis 27 un tanto enojados conmigo, a ellos les dedico este escrito, por soportarme tanto.
Qué podríamos esperar de una chiquilla con todas las ganas de libertad y ganas de transformar deseos en realidades? Un camino trazado, o mejor dicho, un camino que escuchó que quedaba por ahí, y que sólo lo siguió. Heme aquí, la misma chiquilla que se perdió en ese camino, y que recién estoy empezando a encontrar, aquel camino amarillo que no le fue difícil seguir a Dorothy con esa nefasta compañía; sí ella llegó, porqué carajos voy a quedarme viendo cómo le lucen sus estúpidas zapatillas si a mí pueden lucirme mucho mejor !! Pero mi propio camino es para que lo siga sola, pues así lo siento, sin compañía puedo mirar mejor por donde voy, así que leones, espantapájaros y hombrecito de hojalata, busquen algo mejor que hacer.
Con estas pequeñas orejas he escuchado tantas voces, algunas de ellas las cuales respeto y las quiero, otras que sólo se estrellan contra mi tímpano. Pero algo que oí de alguien especial se me ha grabado en mi cabeza: “La vida es un videojuego, sólo tienes que enviciarte”, jamás olvidaré esas palabras, acompañadas con un casi pre infarto, si me estás leyendo, tienes que saber que eres el causante del escrito de hoy.
Esperar algo es tan desesperante que será mejor agarrar mis sueños y ser yo quien haga que las cosas funcionen, agarrar todos mis “peros” y lanzarlos al río, ahí es donde pertenecen junto con las dudas y temores con los que me alimenté tantos años, los voy a vomitar todos y hacerme un lavado emocional. Saber que hay tanto afuera me da fuerzas que jamás esperé sentir, que no puedo dejar pasar mi tiempo sentada en una banca, sin nada que me ate ya aquí, puedo abrir mis alitas y no dejar que mi pasado me atormente ya más.
Es verdad, mi vida no es tiempo perdido, creer eso es perder el tiempo. Mejor empacaré mis zapatillas de ballet, mis guantes de boxeo, un poquito de maquillaje (una nunca sabe), mi laptop y el resto vendrá solo. Encontraré mi propio mago de Oz y mataré aquella bruja que me encerró, ups! Creo que ya está herida! Dorothy querida, el rojo no te luce para nada.


(Nunca he dedicado un post, pero siempre, siempre hay una primera vez, gracias por tus excelentes palabras y por enseñarme a romper las reglas)