La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

Caída Libre

Esta sensación, esta sonrisa descarada, esta mirada que no me delata, hacen de mí la Perfecta Mona Lisa. Pintada con la experiencia en el lienzo de la inocencia, no temo cruzar los brazos y sentirme libre, esas lágrimas de felicidad las dejo salir con facilidad, la oscuridad de mi mirada percibiendo la tuya, soy una caradura sin ataduras, soy una infame bestia alada salida de un cuento de los Hermanos Grimm. Porqué esas duras críticas hacia mí? Bueno, no son críticas, es la descripción exacta del gorrión que estaba en la jaula, una jaula construida por mí misma, por mis leyes inventadas sacadas de un pasquín mental. La bruja que salió de la cueva, la doncella que escapó del castillo, el ave fénix que resucitó de entre las cenizas, el hurón que salió del escondite; en fin serían muchos los epítetos a utilizar y sólo algo es lo que quiero plasmar: El verdadero fuego sólo arde con buena leña – la verdadera Diana sólo arde con ella misma -. Después de un largo encierro no se puede negar al prisionero aire fresco para respirar, respira pues mi prisionera, da vueltas en ese prado de rosas, aunque haya algunas espinas, de la felicidad ni las sentirás, levanta tus brazos y corre al barranco, lánzate al vacío, pues no caerás, el viento en tus alas te llevará y desde arriba verás a los demás. Sé fuerte, se feliz, comienza a vivir sin temor a sentir, mi querida te dejo libre al fin.
(Hoy me di cuenta de cuánto te quería, por eso no serás más mi prisionera).