La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

Crítica de cine

Siempre me ha gustado ir al cine, sola, con buena compañía; es desestresante y a veces hasta educativo. Películas que se graban en el corazón, que hasta pueden hacernos cambiar puntos de vista. Y también están aquellas por las que salimos desesperados de la sala para poder vomitar con tranquilidad, aunque no llegué a ese punto, esa fue la reacción al ver la película: Solomon Kane Cazador de Demonios. Lo dividiré en varios puntos.
Dónde estaban los demonios !!!!
Pues con un título así uno espera ver un despliegue de maravilloso CGI, esperando sustos que no me dejen dormir, pues personalmente ese tema me da miedillo, pero hasta ahora en mi cama repaso mentalmente si esos seres que parecían tener barro en la cara eran de verdad demonios o personajes salidos de un halloween parade de la calle 8.
Buen intro, final catastrófico y predecible
Con esa parada de malo, cabello largo, sudoroso y sin temor al mismo diablo, se presenta un Solomon Kane sexy, creando ciertas expectativas en las mentes pervertidas. Que pena ver que sólo quedo en intro semejante demostración de macho, para convertirlo en un Mandela melenudo, que me recordó físicamente en muchas ocasiones a Van Helsing, el cual si cumplió con mis expectativas de galán melenudo y sudoroso.
Una fanesca de películas
Quizás por las fechas de memoria a los muertos, esta película les rindió honores al hacer semejante mezcla de películas, una fanesca que podría provocar tremenda intoxicación cinelífica al notar la esencia de Corazón Valiente, tan sólo le faltaba gritar "Freeedooooom!!" y completaba la escena, mezclada cuidadosamente con Rocky (cualquiera de ellos) con tremendo gesto sacado de la mejor mueca del tan aclamado Stallone. Épico.
Aragorn, Gimli, Gollum, era una parodia del Señor de los Anillos?? pues será blasfemia, acomodando eso con la Pasión de Mel Gibson, los nachos estaban precisos para cortarse las venas.
Me pregunto si al escritor/director les gustó tanto Van Helsing de Stephen Sommers que decidieron comprarle el traje que usó Hugh Jackman, o se lo robaron, pero no les salió tan bien como pensaban, es verdad que era un héroe puritano, pero dénle un poco de glamour!!
300 tampoco se salvó de la diabólica mezcla, con ese Xerxes de 5 minutos Leónidas se hubiera lanzado solito al hoyo gritando: Fuck you Spartaaaaaaa. Yo hubiera hecho lo mismo.
Para ese tipo de películas existe un determinado presupuesto, que tal parece no alcanzó para pagarle a un editor, parece hecha en un Movie Maker de Windows Millenium por un niño de 10 años.
Banda sonora inexistente, realmente no recuerdo ninguna tonada, melodía, silbido digno de recordar y en cuanto a la actuación Ian McKellen se salva por perpetuar a Gandalf hasta en la mirada, que bueno que apenas y aparece.
Regresando a la primera conjetura, dónde estaban los demonios? pues aquellos tienen nombre, apellido y cargo: escritor, director y productor; todos ellos riéndose de cómo ganan dinero a costa de los pobres mortales engañados por un título inventado.
Lo único bueno
El buen cuerpo de James Purefoy y lo bien que le quedaban sus pantalones de cuero (cuero tratado en el siglo XVII ???)
Después de aquello, no quedó más que pasarse el mal gusto con un cappuccino, un Bayles y la buena compañía de quien me pagó semenjante atentado contra el buen cine. Salud !!!!

1 comentarios:

Muy buena reseña me encanta la gente a la que ama y le gusta el cine ^^