La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

Dos Palabras

Nunca se me ha dado irme por la corriente de la venganza, en sí creo que estar pensando y maniobrando algo contra alguien, sólo demuestra que esa persona te sigue dominando desde dentro tuyo, prácticamente te convierte en una marioneta, y no sería esa la peor ruina en que podríamos caer? ser el títere de la persona que más odiamos?
Cuál sería entonces la mejor venganza? Pero antes que nada, es necesario tener esa idea entre los ojos? que mejor venganza que la que no existe, aquella que se ignora dejándola congelada en la tormenta de nieve; mientras con paso firme seguir de largo sin mostrar el más mínimo interés.
Es como una pasarela del terror, mientras trabajas en mostrar el mejor de los garbos, las gente mira esperando ver el resbalón con el que te tacharán toda la vida, y que si resbalas? no hay nada más espectacular que retomar el paso con más bríos todavía, mientras sientes los aplausos alrededor. Te enojarás con aquellos atentos a tu caída? O preferirás corresponderles con una sonrisa a aquellos atentos a tu nuevo paso?
Nunca se me ha dado por encender un pelea, por buscarle la quinta pata al gato y peor aún sacar cosas en la cara. Nunca se me ha dado por gritar en la oscuridad ni por escribir en la calle cuánto te odio. Porque el odio es un sentimiento, y sentirlo es peor aún.