La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

Para ti que tanto me miras

Para ti: deja de mirarme, deja de ilusionarte no soy quien crees que soy, y yo sé que tienes la ridícula idea de que me conoces y crees que puedes cambiar algo en mí, pero he ahí la diferencia entre alguien de verdad y alguien de mentira, mientras más quieres cambiar a una persona es porque no aceptas su escencia pues para qué estar con ella? es como querer cambiarle los pétalos a la orquídea por unos pétalos de rosa. No hay nada que cambiar así como no hay nada que conocer a fondo, porqué querer apoderarse de otra persona? porqué idealizar lo imposible? Si crees que estoy haciendo mal, si crees que hacia allá no debo mirar, si crees que necesito tu mirada para vivir, yo creo que no eres alguien de verdad, sino un reflejo que se lo lleva el viento de mi desértica mente. Una pesadilla es más real que tu presencia, y eso es mucho decir.