La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

Mi amalgama

Hoy 1 de junio se celebra el día del niño en mi natal Ecuador, y he notado como las redes sociales han explotado con felicitaciones para aquellos que ya no lo somos. Es cuando sale a relucir el antiguo dicho: "todos tenemos un niño dentro", y eso es lo que me ha dejado pensando, que significa eso? Para quienes me conocen saben muy bien que no soy apegada a los niños, con las excepciones de hijos de amigos y amigas que por la amistad existente les tengo cariño y obviamente los de la familia, más allá de eso no existe dentro de mí ninguna admiración o apego por los niños en general. Retomando el caso de tener dentro nuestro un infante cautivo, no me es nada halagador, es obvio que la infancia es en si un tiempo hermoso de aprendizaje y formación de la personalidad, con una inocencia normal dentro del esquema del crecimiento, que al llegar a la etapa adulta se cae ese telón y podemos ver las cosas más claras. Entonces qué es lo que se tiene guardado? en mi caso los recuerdos de porqué soy la persona que soy ahora, todo lo que formó el amalgama de mi vida se cimentó en aquellos años, guiados por la mente amorosa de mis padres y familiares. Todas esas tardes junto a mi familia en la sala escuchando la música bendita de Beethoven, Mozart, Chopin, entre miles de libros y la perfecta compañía de mi hermano, inventando juegos que nadie más entendería, pidiéndole a papá que nos enseñe el inglés de las National Geographic que nos traía, jugando con mis segundos hermanos que son mis primos, todo en un mundo armado por una imaginación que aún sigue latente y que no conoce fin.
Será que cuando uno pasa a la etapa adulta se asume que todo eso se deja de lado y debe recordarlo una vez al año? O que carácteristica de este "niño interno" debe sacarse a flote? se habla de la inocencia, pero cómo tratar de tener algo que definitivamente ya no existe? se habla de la tranquilidad, pero yo como adulta tengo mis muchos momentos de tranquilidad. Se habla de la imaginación, de la ternura, es que acaso se pierde al crecer?, personalmente pienso que no es así, al contrario, es verdad que se tienen responsabilidades que en algún momento son un peso, pero gracias a ellas se cumplen aquellos sueños que de niños queríamos realizar.
No considero de mi parte, que tenga una "niña interna", soy una adulta cuya infancia es la base de mi vida y que en todo momento está presente sin ser un pretexto que antepongo ante mis fallas y errores. Los gustos siguen a menos que cambien, no existe para mí la sección "niños", sino la sección "lo que te gusta"
Soy una adulta cuya vida crece por la semilla que sembré cuando era niña y que mantiene aquellos sueños enfrente para poder realizarlos, no tengo una niña interior, soy una adulta orgullosa de su infancia y mi infancia está orgullosa de mi.