La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

Mi vida sin limitantes

Hola a todos y todas !!! por hoy he decidido publicar un poco de lo que me ha pasado estos últimos meses, tanto ajetreo y tanto cambio, pues por más que pasan los años, jamás se deja de aprender, especialmente si se tiene un carácter como el mío. Recuerdo mientras iba en el carro de un amigo dando vueltas por la ciudad, en plena noche y con tantas luces que no eran estrellas sino las luces de mi ciudad, tanto movimiento, tanta gente en distintas direcciones y pensaba: qué estarán haciendo? a dónde irán? porqué están acompañadas o solas? Muchas interrogantes y las respuestas en sus cabezas, entonces me fijé en que en vez de preguntar por desconocidos, esas preguntas me las debería hacer a mi misma y a nadie más, entonces cogí un poquito (bueno en realidad mucho ego) y decidí no ser más como el resto de los mortales, si bien no tengo el martillo de Thor, sí tengo este fuego interno que nadie lo supo apagar; aunque así lo intentaron, y poder prender la mecha de mi propia vida. 
Claro que es un poco, no digamos duro, sino que da pereza cambiarse de ropa después de estar en un gran letargo en cama, como para ponerte tus zapatos deportivos y salir corriendo al sonido de una bala, pero es así como se comienza todo, con el sonido de una detonación. 
Así entre humo y satélites es como se empieza a formar una idea, como armando un rompecabezas donde uno mismo se fabrica sus propias piezas, entre líquido fermentado o tratado, entre risas e insultos, y entre vasos rotos y decepciones. Lo que no te mata, te hace más fuerte cuenta aquel viejo dicho, pues hay que aprender a hacer el suero del mismo veneno y vivir sin más miedo.
Y esa es justamente la palabra clave: miedo, como se dice por ahí: quién dijo miedo !! pues yo lo dije tantas veces que le perdí el sentido a esa palabra, y aunque con una ametralladora en mi espalda me obligue a caminar, lo haré con el mayor de los gustos. Descubrir que no se está del todo equivocada es realmente un alivio.
Y aunque tenga mis momentos de misantropía, se que puedo contar con gente a mi lado, que fueron mentalmente probadas por mi y llamadas realmente amigos y amigas contadas con la palma de mi mano, porque el gran descubrimiento de este año es que mi confianza es muy preciada como para estar regalándola a cualquiera en mi camino, sí, camino, porque no me pienso quedar estancanda entre momias precalentadas, sino avanzar, si me acompañan, perfecto sino, no me molesto. Tratar de atrapar el viento con la mano es un imposible, tratar de atraparme, también.