La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

Y así se viene Halloween

Sí, ya mismo será 31 de octubre con esto de que los meses se van volando, ahora peor que usan escoba, y comenzarán con el debate, sobre que debemos celebrar, si el día del escudo o si celebramos a las calaveras y brujitas que nos rondan la mente. En lo personal celebraré lo que se me antoje, ahora que retomé mi sombrero negro de punta y mi vuelo nocturno es más que obvio que me inclinaré por las calaveras y diablitos que, danzantes me ruegan que no los olvide.
En que punto de mi vida colgué mi sombrerito y mi escoba? No me quiero ni acordar, como suelo decir: el pasado, empalado se quedó, si no me importa recordarlo, ese señor pasado no se acordará de mi, porque es muy fácil sentarse en una piedra y quedarse estacionado peor que la estatua del pensador, que agarrar tus pocas cosas y salir corriendo, dejando el eco de las cadenas caer en el suelo.
Aunque todos tenemos nuestro perfecto derecho a quejarnos y enojarnos, no es recomendable cruzar esa delgada línea que separara una queja decente a un lastimero y continuo llanto desesperante que no hace más que repeler a las buenas energías. Y es que cuando se escuchan los pseudoaullidos de quien no quiere salir de su cueva es inevitable taparse los oídos y voltear los ojos 360 grados, esperando que el cerebro no reaccione.
Personalmente no me gusta comparar mis problemas con los demás, porque nadie pasa por las mismas situaciones exactamente igual, pero si he aprendido algo es que, la fuerza necesaria para salir airoso es la misma a usar en todas esas situaciones, simplemente que la mente que la crea, no debe ser débil.
Así es, me aburren las situaciones que son repetitivas, como diría alguien cercano a mi: "te aburres fácilmente"; sí lo admito, no me aburre la cotideanidad por ejemplo de un trabajo, al contrario, esa necesidad es grande en mi; qué es entonces lo que me aburre? digamos algo así que me aburre la misma energía que es lanzada hacia mi, esa energía que no logra nada, sólo golpearse contra mi y caer al piso.
He conocido personas que han sabido modular su energía, quitándole espacio a lo aburrido, y es así como se siente la química trabajar, sea hombre o mujer, en cambio hay casos ... que no vale la pena nombrar.
Esa química, que prefiero llamar embrujo, es la que no sentía, pensé que había muerto y no es nada fácil revivir un muerto !!! Toma esfuerzo y lo deja a uno cansado, pero vale la pena remontar la escoba y salir a asustar a la gente.
Por eso este Halloween será especial, sé que pocos, casi nadie, entenderán completamente el porqué de mi emoción, pero que puedo esperar, al fin y al cabo la vida de una brujita es solitaria ñ_ñ