La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

El buen terror siempre perdurará. Parte 1


Puedo decir con mucha felicidad, que entre los recuerdos de mi infancia se encuentran unos que aunque no parezcan, fueron un pilar de lo que ahora soy. Esas tardes junto con mi mamá y mi hermano, recostados en nuestro antiguo mueble, listos para ver un espacio en la televisión nacional llamado: Monstruocinema. Juntos nos protegíamos de la Momia, de Drácula, de Frankenstein, de tantos otros llamados monstruos, que ahora ya pasados los años, son para mí el regente del buen cine, y personajes muy queridos imposibles de olvidar. Por eso quiero recordar con ustedes algunos de estos seres con sus respectivos actores, quienes pasaron de ser los señores que me asustaban en la tarde, a ser unos ídolos dignos de recordar. Primero veamos una reseña sobre el terror clásico:

El cine de terror nació junto con el mismo cine: los Hermanos Lumière grabaron en 1896 la cinta "L'arrivée d'un train à La Ciotat" (La llegada del tren). En esta película, como su nombre indica, únicamente se mostraba la llegada de un tren; sólo que, dado que el cine era un invento desconocido para la mayoría de los espectadores, éstos creían que el tren se iba a salir literalmente de la pantalla para arrollarlos; los primeros espectadores de la cinta gritaban y escapaban de la sala aterrorizados. Suena chistoso pero esa fue la reacción ante esta nueva tecnología.

Pero la primera película deliberada de terror fue realizada en 1910 por J. Searle Dawley, para los Edison Studios se trató de la primera adaptación del mito de Frankenstein. En esta época del cine mudo aparecieron otras películas que aun hoy ponen los pelos de punta, como El Golem (Paul Wegener, 1915), Häxan (Benjamin Christensen, 1922) la primera película de temática ocultista y demoniaca, El jorobado de Notre-Dame (Wallace Worsley, 1923), El fantasma de la ópera (Rupert Julian, 1925), Nosferatu, el vampiro (F. W. Murnau, 1922). En los años 1930 dominó el cine de monstruos. Se produjeron obras maestras -según gran parte de la crítica, nunca superadas- del género como Drácula (de T. Browning, 1931), El doctor Frankenstein (de James Whale, 1931), La momia (de K. Freund, 1932), La parada de los monstruos (de Tod Browning, 1932) y la muy alabada King Kong (de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, 1933).La productora Universal se adentró en los años 40 con El hombre lobo (1941), la película más influyente sobre el tema.

Si hablamos de cine de terror, no podemos pasar por alto a la productora británica Hammer que a lo largo de los años 50, 60 y 70 desencadenó una avalancha de películas del género, algunas de gran calidad, como La maldición de Frankenstein (1957), Drácula (1958) y La Momia (1959). Su director estrella fue el inglés Terence Fisher.
También debe recordarse al norteamericano Roger Corman (n. 1926), director de serie B (películas de bajo presupuesto) especializado en la adaptación, quizá en exceso libre y colorista, de relatos de Edgar Allan Poe: House of Usher ('La caída de la casa Usher', 1960), The Pit and the Pendulum ('El pozo y el péndulo', 1961), Premature Burial ('El entierro prematuro', 1962), Tales of Terror ('Cuentos de terror', 1962) The Raven ('El cuervo', 1963), The Masque of the Red Death ('La máscara de la Muerte Roja', 1964) The Tomb of Ligeia ('La tumba de Ligeia', 1964), entre otras. Todos estos filmes, salvo Premature burial, fueron protagonizados por el especialista en el género Vincent Price (1911-1993).

Los actores legendarios de este género son: Christopher Lee (1922).


Béla Lugosi (1882-1956)
El rey del Terror y el mejor Drácula por excelencia !!!!







Boris Karloff (1887–1969)
Por más máscaras o maquillaje que usara
esa mirada penetrante era imposible de esconder





Lon Chaney Jr. (1906–1973)
por siempre el Hombre lobo







Peter Cushing (1913–1994)
El Caballero del Terror





Vincent Price (1911-1993)
Mi amado !!





Christopher Lee (1922)
Hasta la actualidad sigue dando que hablar








En la memoria de quienes apreciamos el buen cine de terror, estarán siempre presentes







1 comentarios:

Es en definitiva uno de mis favoritooos, cuando lo vi en Phantom Menace, fue increible, aunque creo que por ser inmortal el merecia ser el emperador no doku jejejej... buen post