La reproducción, modificación desautorizada, copia, uso, préstamo, trasmisión y difusión del material, total o parcial de los poemas, escritos, textos, o cualquier otro tipo de propiedad intelectual de este sitio está prohibida sin la autorización de su propietaria por escrito. Diana my dear copyright.
Todas las imágenes usadas en este blog pertenecen a sus distintos dueños, sin atribuirme el derecho a ninguna de ellas.

#15dias15libros el reto sigue


El reto de  Dream Memories ya va por el día 11, y estas son las últimas fotos que he subido:


Día 9, Libro con una edición muy bonita: Emily the Strange, tiempos oscuros

Me encantan los libros de pasta dura y con cubierta plástica, y esta edición me parece muy linda, aparte que combina mis colores favoritos rojo y negro con apliques en en relieve.
Le da mucha seriedad a la loca historia de Emily, quien pone todo su empeño en construir una máquina del tiempo, a ella se le da muy bien estos inventos; para darse un paseíto a los años 70 o para ver a los dinosaurios. Pero como suele pasar, un problema familiar la termina dejando en el siglo XVII.
Todo lo que tiene pasar Emily para regresar a su tiempo y aparte salvar a sus antepasados, hacen de esta historia una muy divertida.





Día 10, Libro para reflexionar: El beso más pequeño

Un libro con una buena historia romántica siempre es necesario, se esté enamorada, en desamor o en nada. Y quien mejor que Mathias Malzieu (ay cómo lo adoro) para contarnos la historia de cómo un beso diminuto vuelve loco a un chico que mueve cielo y tierra para encontrar al amor de su vida. Y cuando lo hace, ¿logrará mantenerlo?
Es muy fácil hablar del principio de un romance, de los sentimientos nacientes; ¿pero y luego? Ese amor interminable de pronto pufff se terminó.
Y es lo que me gusta del hermoso Mathias, sus historias tan oníricas y tan reales, por eso decidí incluirlo en el reto ya que realmente (y como dice el meme) me ha hecho reflexionar.



Día 11, Lugar o estantería de libros: Sin mucha presentación, mis libros y mis chucherías.
Me gusta que todo tenga su espacio y que se complemente, así como me gustaría que rebosara de libros pero la economía no piensa mucho en los lectores, al menos no la mía.
Pero de a poco sí se puede :)